7 jun. 2009

Die Toten Hosen - La Hermandad

Como anticipé cuando estaba Reviviendo este espacio, en él publicaré mis colaboraciones con la revista virtual Rocktails.


La primera de ellas fue una crítica del último disco de los Die Toten Hosen, La Hermandad: En El Principio Fue El Ruido, álbum editado especialmente para Argentina mediante el sello Music Brokers. Que la disfruten.



Die Toten Hosen
La Hermandad: En El Principio Fue El Ruido (Music Brokers, 2009)

Como si necesitáramos alguna prueba más del amor incondicional de los alemanes de Die Toten Hosen por nuestro país, se ha lanzado La Hermandad: En El Principio Fue El Ruido, una especie de compilación donde los Hosen reúnen canciones de sus últimos dos álbumes de estudio, In Aller Stille (2008) y Zuruck Zum Glück (2004) con algunos bonus muy especiales.

Y si bien son esos bonus los que hacen del álbum una propuesta digna de ser comprada -más por curiosidad que otra cosa- el resto del disco ciertamente no desentona. Porque si bien es interesante escuchar a Campino desgañitarse con un "Uno, Dos, Ultraviolento" en español chapucero, o hablar mitad en español mitad en alemán de una "Vida Desesperada", o gritar "Viva La Muerte" (al fin y al cabo, las únicas novedades del disco), los Hosen no dejan de ofrecernos lo mismo de siempre: punk rock hecho y derecho.

Obviamente que La Hermandad está más que bien. Sobre todo si -como la mayoría del público rockero argentino, seamos sinceros- uno ama a los Die Toten Hosen, los siente casi locales y además (fundamentalmente) le caen bien. Es que es imposible que no te sean simpáticos estos cinco germanos ya entrados en años que aman en partes iguales a Argentina, al punk -especialmente a los aquí adorados Ramones y The Clash, a quienes incluso versionan en "Guns Of Brixton"- y el fútbol.

¿Y el disco? Ah, sí, además había un disco de por medio; y está claro que el álbum no desentona. Si bien tiene ese claro sabor a compilado donde las canciones no guardan coherencia entre sí, lo que se escucha es más de ese siempre agradable punk rock confrontativo construido a partir de paredes de sonido y estribillos de cancha al que los Hosen nos tienen (mal) acostumbrados, además de las ocasionales baladitas y medios tiempos siempre emotivos en los que incurren acertadamente.

En resumen: sí, sabemos que hace treintipico de años que vienen en la misma. Pero los Die Toten Hosen hacen (y son) punk auténtico, de verdad, desde el corazón. Y eso es mucho más de lo que la mayoría de las banditas de ahora puede decir. Tanto, que me hacen laburar un feriado, y me encanta. ¡Auf Ihr Wohl! (Salud, para los que no saben alemán.)

[Publicado originalmente el 25 de mayo de 2009 en Rocktails.]

No hay comentarios.: